Escritos y publicaciones

 

Cástaras en los libros

 

El valor de la seda:

un trueque entre castareños en los albores de la Edad Moderna

 

Uno de los documentos más antiguos conocidos sobre relaciones mercantiles entre castareños, ha llegado hasta nosotros gracias a la necesidad que tuvo el morisco de Cástaras Juan Pablo de trasladar al castellano su contenido redactado en árabe. Para este fin fue presentado al escribano de «su Magestad» Juan Rodríguez, fedatario público que ejercía en Granada a mediados del dieciséis, de cuyas traducciones del árabe quedan abundantes muestras en los archivos de la Alhambra, del Colegio de Niñas Nobles, del Colegio Mayor de San Bartolomé y Santiago, y fuera de Granada en el Archivo Histórico Nacional.

El original, traducido el primero de abril de 1551, era un documento de compraventa mediante el cual Caçin Aben Axir el Naya adquirió todos los bienes raíces que poseía en Cástaras Mahamad, hijo de Çayd el Azzraq, entregando en concepto de pago «siete libras y media de seda limpia, bendedera y de peso». Cincuenta y ocho años después de esta transacción, Juan Pablo posiblemente el mismo morisco que en 1540 había comprado cuarenta arrobas de hojas de moral al también castareño Juan Basti, requirió al citado «romançeador de las escrituras arávigas» para que pusiera en castellano el documento, que se había suscrito y ratificado ante el «tiniente de cadí» del Çueyal (Pequeño Cehel) Ali, hijo de Mahamad,  a «cinco días de la luna de dulhida, año de ochoçientos y noventa y ocho» de la hégira, seis meses después del acuerdo verbal celebrado entre los contratantes castareños.

Lampás de seda  con decoración de rosetas y lacerías. Escuela granadina, siglo XIV.

(Museo Lázaro Galdiano. Madrid. Número de inventario 11507)

Del original árabe nada más sabemos. El manuscrito traducido se conserva en el Archivo de la Alhambra, y llamó la atención de la profesora de la Universidad de Granada Joaquina Albarracín Navarro, que lo transcribió, estudió minuciosamente y presentó como anexo documental de un trabajo titulado La seda, moneda de intercambio en la Granada mudéjar (1493), en el IV Simposio Internacional de Mudejarismo, celebrado en Teruel en 1987.

Llegado hasta nosotros gracias a la traducción de Juan Rodríguez, el texto da a conocer, entre otros pormenores, nombres de castareños de la época y denominaciones árabes antiguas de los pagos de Cástaras donde había fincas objeto del trato. Toponimia y onomástica que extractamos en los recuadros siguientes, aparte de insertar la trascripción íntegra del documento según el trabajo de la profesora Albarracín.

 

Anexo documental

Archivo de la Alhambra L-101-41, papel, folio

Escritura árabe romanceada 16 de septiembre de 1493.

1 Carta de vendida de bienes romançeada de arávigo2 5 de 493 años.3 En la muy noble nombrada e gran çibdad de Granada,4 primero día del mes de abril, años del Nasçimiento de nuestro5 Salvador Ihesuxristo de mill y quinientos y çinquenta y un años.

Ante mí,6 Juan Rodríguez, escrivano romançeador de las escrituras arávigas,7 en esta dicha çibdad de Granada y su Reyno, por Magestad, paresçió8 Juan Pablo, veçino d'esta dicha çibdad, e hizo muestra de una carta deben-9 dida, escrita en papel, en letra aráviga, con çiertos testigos y abturi-10 dad, según por ella paresçía e dixo que por quanto el tiene la dicha carta de vendida, por título de çiertos bienes en ella contenidos, y le12 conbiene tenerla en letra y lengua casteIlana, para que conste lo13 en ella contenido, y para otras cosas a su derecho conbinientes,14 por tanto que me pedía e pidió que, pues yo estoy probeydo15 por su Magestad para la traduçión de las escrituras arávigas, ro-16 mançé la dicha carta de vendida y se la dé, signada y firmada17 en pública forma, para lo que dicho tiene.18 E yo, el dicho escrivano, de su pedimyento roman­çé la dicha carta de vendida,19 de que de suso se haze minçión, la qual, tornada en lengua castella-20 na, dize en esta manera:

21Con el nombre de Dios, piadoso y misericordioso, compró el viejo22 honrado alfaquí, Caçim Aben Axir el Naya, del onrado Maha-23 mad, hijo de Çayd el Azzraq, e son todos vezinos de la alcaria de Cás-24 taras, de la Taa de Xubilis, todo Io que es conosçido por suyo de he-25 redades en la dicha alcaria, según será adelante declarado, Dios26 quiriendo. Y es la mitad de la haça del Deyre, y es hazienda de su27 muger Halima, hija de Hamete, el Azzraque, en conpañía de su28 herma­na Haxa con la otra mitad, y su notoriedad suple destin-29 darla, y la mitad de la haça de la Fuencallente, qu'es bienes30 de la dicha Halima, en conpañía de la dicha su hermana, y con el [f. 1v] 1 riego de cada una de las dichas dos haças y de los límites del2 riego de la haça postrera, es todo ello de conpañía entre3 las dos hermanas, Halima y Haxa, la quarta parte del día del4 juebes, y la mitad de la noche del domingo, desde la ora5 que dizen al atama, hasta el alba. Y los árboles de cualquier6 dibersidad que sean conoçidos por suyos, frutales o no fru-7 tales, en conpañía de la hermana suso dicha. Y toda la ter-8 çia parte de la viña, y árboles que están debaxo d/ella, conos-9 çidas por suya, en el pago Fauchila, en conpañía de la dicha su10 hermana, heredades del dicho vendedor todo el pe-11 daço del cortal, que alinda por la parte del medio día, con12 Mahamad el Hage, y por la parte del cierço, con el açequia13 y con el riego que tiene conosçido por suyo, en el día del14 sábado, y toda la huerta que es en el pago de Olías, y con el15 riego que tiene de costunbre para se regar, en la noche del lunes y toda la parte que tiene conosçida por suya, en la Dem-17 na, debaxo de las casas, y con los morales que en ella es-18 tán conosçidos por suyos, y toda la parte conosçida por suya,19 en la taha, en conpañía de su hermano Hamid, y de su madre,20 y con el riego que tiene de agua, y con los árboles que en ella21 están, de cualquier dibersidad que sean. Y todo el açeytuno22 conosçido por suyo, en linde de la dicha Fuencallente, y toda23 la casa conosçida por suya, en la alcaria de Cástaras. E alinda24 por la parte del mediodía con el camino, y por la parte de le-25 vante, con su madre del vendedor, y por la parte de poniente con Çayd el Bazti, y toda la haça Mazraa del judío, en el27 pago de Çarjat al Abtar, y toda la haça Mazraa blanca.

(28 Va enmendado una m e do dize jat, e una b. Vala.)

[f. 2 r]1 en el pago de Motaymara, y todo el pedaço de tierra conos-2 çida por suya, en fadín al Çahriz, e alinda por la parte del me-3 diodía con un barranco, e por la parte del çierço, con Abrahen el4 Çaba, y por la parte del lebante, con la madre del bendedor,5 y por la parte del poniente, con su hermano, y con el riego que6 tiene de costumbre para se regar, y es en el día juebes y su7 noche, en el alberca de la madre y hermano, y la parte que8 tiene y le pertenesçe del alberca, y tres morales, que están9 enfrente de la dicha casa, y dos çirgüelos colorados, y otro de10 pasar, y esta buelta hazia abaxo, y su parte de la açaquifa11 y de los alamos, y de la fuente de Çaada, con todos los ala-12 mos que en ella están, y su parte de la haça Mazraa de Bani13 Yahia, y su parte de los azeytunos, en el pago del Cotayeyt14 y del Munia, y su parte, y la de su muger, del azeytuno grande,15 que está en el Deyre, y el azeytuno de Yllias, y todo el pedaço de16 tierra que es en la taha, con la higuera lahtuja y el mem-17 brillo y peral, que en ella están, con los derechos y debedamientos18 que tiene Io que dicho es, y con todos sus probechos y pertenençias,19 compra cumplida, por presçio y confía de siete libras y media20 de seda linpia, bendedera y de peso.

Las quales resçibió el ben-21 dedor, y pasaron a su mano, y le dió de ellos finiquito cunplido,22 y por esto se le cumplió el señorío de lo que conpró, y suçedió23 en ello como suçede el señor en su hazienda y señoría çierto, por la24 costumbre en ello, y obligaçión de saneamiento, después que Io bió25 y andubo y fue contento y supo lo que es, y paresçió la mu-26 ger susodicha, y consintió al dicho su marido, en la dicha vendida,27 consentimiento cumplido. Y Io otorgaron el bendedor y su muger28 y el dicho conprador, por lo que de ellos se haze minçión ante29 quien fueron de ello testigos, y los conoçieron estando30 sanos y con salud bastante.

Lo qual pasó seys meses antes [f. 2 v]1 de la fecha de ésta, y se quedó por rescrebir y firmar, hasta los2 çinco días de la luna de dulhija, año de (palabras tachadas)3 ochoçientos y noventa y ocho. Hamete, hijo de Mahamad el Mo-4 afiri, reti­ficose, e Çayd, hijo de Çaleh, el conosçido por este so-5 brenombre, retificose, e Hilel, hijo de Mahamad el Hali, retifi-6 cose.

Las quales7 dichas retificaçiones paresçen estar escritas sobre cada uno de8 los dichos nombres, de mano del dicho tiniente de cadí, y al pie de ello es-9 cribió hazes aber la firmeza de esto, el tiniente del Çueyhal, Alí, hijo de Mahamad, que Dios altísimo guíe y aya piedad de él.

11 Concuerda la fecha de la carta de vendida, de suso contenida con12 diez y seys días del mes de setiembre de mill e quatroçientos y13 noventa y tres del Nasçimiento de nuestro Salvador Ihesuxristo.14 Lo qual y del dicho escrivano romançé, en la manera que dicha es, y van15 en ello dos partes en blanco, porque a una de ellas está rota, y la otra,16 es el sobrenombre del dicho tiniente de cadí, que no se puede entender17 en el dicho original, con el qual corregí e conçerté lo que dichos es en la18 dicha çibdad de Granada, a tres días del dicho mes de abril, del dicho19 año de mill y quinientos y çinquenta y un años. Al corregir de lo qual, con20 el dicho original, fueron presentes por testigos, Pedro Mofarrix, veçino21 de Lanteyra, del marquesado del Çenete, y Lope Rodríguez, y Diego22 Rodríguez, vezinos, y estante en esta dicha çibdad de Granada. Va tachado23 do dezía noveçientos ochenta, y no le empeze.

E yo Juan Rodríguez, escrivano roman-24 çeador de las escripturas arávigas, en Granada y su Reyno, por su Magestad, romançé lo contenido en estas dos hojas de papel, e me fui con los dichos testigos a lo conçertar con el dicho original,26 e lo fiçe, e fiçe aquí este mi signo, en testimonio de verdad.27 Juan Rodríguez, escrivano.

Archivo de la Alhambra: Carta de bendida de bienes romanceada de arabigo 5 de 493 años. (L-101-41). Trascripción en: Joaquina ALBARRACÍN NAVARRO: «La seda, moneda de intercambio en la Granada mudéjar (1493)». IV Simposio Internacional de Mudejarismo: Economía: actas. Teruel, 17-19 de septiembre de 1987, 1993, pp. 460-462.

Los números superíndices corresponden con las líneas de cada folio del manuscrito. Las palabras en bastardilla están abreviadas en el original. El sangrado de párrafos es nuestro para distinguir el texto traducido.

 

 

Toponimia de Cástaras citada en el documento
Nombre del pago
Lista de elaboración propia a partir de datos tomados de: Archivo de la Alhambra: Carta de bendida de bienes romanceada de arabigo 5 de 493 años. (L-101-41). Trascripción en: Joaquina ALBARRACÍN NAVARRO: «La seda, moneda de intercambio en la Granada mudéjar (1493)». IV Simposio Internacional de Mudejarismo: Economía: actas. Teruel, 17-19 de septiembre de 1987, 1993, pp. 460-462.
Haza del Deyre
Haza de la Fuencallente
Pago Fauchila
Pago de Olías
La Demna
Haza Mazraa del judío
Pago de Motaymara
Haza Mazraa blanca
Pago de Çarjat al Abtar
Fadín al Çahriz
Fuente de Çaada
Haça Mazraa de Bani Yahia
Pago del Cotayeyt
Pago del Munia
Pago de Yllias
Onomástica del documento
Nombre Función
Tabla de elaboración propia a partir de datos tomados de: Archivo de la Alhambra: Carta de bendida de bienes romanceada de arabigo 5 de 493 años. (L-101-41). Trascripción en: Joaquina ALBARRACÍN NAVARRO: «La seda, moneda de intercambio en la Granada mudéjar (1493)». IV Simposio Internacional de Mudejarismo: Economía: actas. Teruel, 17-19 de septiembre de 1987, 1993, pp. 460-462.
Castareños
Juan Pablo Morisco que pidió la traducción
Caçim Aben Axir el Naya Alfaquí. Comprador
Mahamad, hijo de Çayd el Azzraq Vendedor
Halima, hija de Hamete el Azzraque Mujer del vendedor
Haxa hija de Hamete, el Azzraque Hermana de Halima
Madre de Mahamad el vendedor Propietaria colindante
Mahamad el Hage Propietario colindante
Hamid Hermano del vendedor
Çayd el Bazti Propietario colindante
Abrahen el Çaba Propietario colindante 
De otras naturalezas
Juan Rodríguez Escribano traductor
Alí, hijo de Mahamad Teniente de cadí
Hamete, hijo de Mahamad el Moafiri Testigo
Çayd, hijo de Çaleh Testigo
Hilel, hijo de Mahamad el Hali Testigo
Pedro Mofarrix Vecino de Lanteira. Testigo
Lope Rodríguez Vecino de Granada. Testigo
Diego Rodríguez Vecino de Granada. Testigo

 

                                                            

La intervención del teniente de cadí del Pequeño Cehel, debió de ser una práctica común  en los tratos efectuados en Cástaras en la época, considerando la cercanía de los imprecisos límites de esta taha de la Contraviesa, que cruzaban el río Guadalfeo para penetrar hasta las inmediaciones de Almegíjar.

No debe pasar desapercibida la mención del haza Mazraa del judío en el pago Çarjat al Abtar, la cual constituye por el momento sola noticia y único testimonio documental de la presencia judía en Cástaras.

Mármol Carvajal decía que la seda producida en la taha de Juviles no era «tan buena como la de otras taas», lo que no impidió que Cástaras sobresaliera en su producción y comercio, contribuyendo destacadamente a la riqueza generada por esta industria en el Reino de Granada durante la dominación árabe y aún siglos después. Hay abundantes datos sobre la producción de seda de La Alpujarra en conjunto, pero muy pocos separados por localidades. No obstante una certificación de los arrendamientos de la seda del año 1724, documento conservado por el profesor de la Universidad de Granada Rafael Marín López y trascrito en su obra de 2008 Documentos para la historia de la seda en el Reino de Granada, permite comparar la producción sedera de Cástaras con las de otras aldeas alpujarreñas, entre las que sobresalía con 526 libras, por delante de Trevélez, Pitres, Pórtugos, el propio Juviles, y hasta Ugíjar, importante centro industrial de la comarca, canalizador de una parte sustancial de la seda criada en La Alpujarra.

Familia alpujarreña rodeada de gusanos de seda.

(Tomado de la galería de fotos de Lobras en
www.la-alpujarra.org). 

Capullos de seda en proceso de elaboración.

(Tomado de La industria de la Seda en la Palma en
www.sobrecanarias.com).

No es raro que la seda se utilizara como moneda de intercambio en la época, y existe documentación abundante que lo confirma. Por su adecuada razón valor/peso, facilidad de transporte y ocultación, y altas cotizaciones alcanzadas en los reinos del Magreb, fue un medio muy utilizado por mudéjares y moriscos para acarrear consigo su fortuna en las migraciones y huidas a Berbería, y en los destierros que padecieron. Llegó a ser más apreciada que el oro y la plata  como materia de trueque por la comodidad y ahorro que entrañaba no tener que pasar por las alcaicerías, evitando los consiguientes gastos de transporte y comisiones de comerciantes e intermediarios, y eludiendo los altos impuestos que gravaban el producto y su mercadeo. En tal sentido, este trato de Cástaras entre Mahamad y Caçim, se ha relacionado por el profesor López de Coca Castañer con la partida de Boabdil acompañado por varios miles de musulmanes granadinos hacia el norte de África, al haber acontecido tan solo unos meses antes de aquel proceso migratorio, punto final del dominio nazarí en La Alpujarra.

Es difícil determinar el valor monetario de estas transacciones. Joaquina Albarracín propone, al final de su trabajo, valorar bienes raíces mudéjares similares a los del trueque de Cástaras, figurantes en escrituras de la misma época estudiadas por Luis Seco de Lucena en su obra Documentos arábigo-granadinos. El valor de la misma cantidad de seda de primera calidad, calculado con datos de mediados del siglo XVI, cuando se tradujo el documento, ascendería a unos 15.000 maravedís equivalentes a «500 pesantes de plata de los de 10 dirhemes». En cualquier caso, el volumen de predios que Mahamad el Azrraque cedió a Caçin Aben Axir el Naya a cambio de siete libras y media de seda da idea clara del alto valor alcanzado por la mercancía en aquellos tiempos.

 

Manipulando seda en al-Ándalus

(grabado de Artesanía de la seda en Región de Murcia digital)
 

 

 

 

Anterior Inicio Siguiente

 

 

Copyright © Jorge García, para Recuerdos de Cástaras (www.castaras.net).
Copyright © de los autores o propietarios para los materiales cedidos.

Fecha de publicación:  24-03-2009
Última revisión:            17-12-2011