Escritos y publicaciones

 

Cástaras en la prensa

 

Escrutinio polémico

El 18 de noviembre de 1839 como consecuencia del fin de la primera guerra carlista, se disolvió el Congreso y al día siguiente se convocaron elecciones, que de acuerdo con la ley electoral de 20 de julio de 1837, se celebraron los días 19, 20, 21, 22 y 23 de enero de 1840. El escrutinio de los votos emitidos en el distrito de Cástaras no se hizo el día 24 de enero, como disponía la ley, sino el 23. Esto, unido a que en el acta no se precisaba el número de votos anulados ni excedentes, amén de otras irregularidades, provocó que la junta general de escrutinio de la provincia, celebrada el 31 de enero de 1840, anulara las actas de Cástaras en una sonada sesión de la que se hizo eco el diario barcelonés El Guardia Nacional con la noticia reproducida en el recuadro de la derecha.

El asunto trajo más cola, pues, remitidas las actas a las Cortes, la comisión correspondiente dictaminó el 15 de marzo de 1840, que no se debían anular los votos emitidos en Cástaras y en consecuencia se contabilizaron los 290 recibidos por Juan José Fonseca y los 293 de Francisco Martínez de la Rosa. El dictamen se sometió a discusión y fue aprobado en la sesión del 17 de marzo, en la que tomaron la palabra, para tratar de este y de otros asuntos electorales de Granada, los señores Roda, diputado por aquella provincia; Calderón Collantes, ministro de la Gobernación; Sancho, diputado por Valencia; Benavides, diputado por Jaén y secretario de la Comisión de Actas;  Gutiérrez de Ceballos, diputado por Granada; Ayllón, diputado por Sevilla; Ayala, diputado por Jaén; Armendáriz, diputado por Navarra; Álvarez Bohorquez, duque de Gor, diputado por Granada, al que no se le escuchó su discurso, contrario al del señor Roda; y Pidal, diputado por Oviedo. Don Miguel Roda, alpujarreño de Turón que había resultado elegido en aquellos comicios, dedicó su intervención, la más extensa entre todas las habidas aquella tarde, más que a defender su postura respecto a las actas, a quejarse de la conducta del jefe político de Granada, José María Cambronero, que arrastraba fama de mal gobernante entre sus adversarios políticos, por actos y disposiciones en otras plazas donde ocupó idéntico cargo.

Hemos encontrado una crónica de esta sesión en La tribuna, periódico de Valencia, en su edición del miércoles 23 de marzo de 1840, de la que se ha extractado y remaquetado lo correspondiente a esta cuestión de Granada y Cástaras en el siguiente recuadro:
 

 

 

 

 

   
 Inicio  Siguiente

 

 

 

Copyright © Jorge García, para Recuerdos de Cástaras (www.castaras.net).

Fecha de publicación:

14-12-2007

Copyright © de los autores o propietarios para los materiales cedidos.

Última revisión:

8-01-2015